martes, 27 de diciembre de 2011

La botica


Según telegrama de Madrid que publica ayer el Diario de Cádiz, ha muerto en la corte el ilustre poeta José Velarde, hijo de Conil, donde viven algunos parientes suyos.
A tan apreciable familia, de la que forma parte nuestro querido amigo D. Rafael Ramirez Arias, farmacéutico de dicha villa, enviamos la expresión de nuestro sentimiento por tan sensible pérdida que ha de ser llorada por la literatura patria. 

Contribución territorial anual 1881-82
Nº 327 - De la parte de casa C/ Botica nº 9 Pesetas 9,36

viernes, 23 de diciembre de 2011

Apuntes de Nochebuena


El Portillo
A mi querido amigo Juan López Valdemoro

I

EL INVIERNO

I

Tan sólo aquello que entristece ó daña
Con vida y fuerza en el invierno frío,
El ciprés, el abrojo y la cizaña.

Seco está el bosque y el nidal vacío,
La fuente pura convertida en hielo,
Muda la alondra, desbordado el río;

sábado, 17 de diciembre de 2011

14ª Carta de José Velarde a Luis Montoto

Madrid 5 Enero [18]81
Querido Luis: mil y mil enhorabuena por el feliz alumbramiento de su mujer. Yo estoy esperando el de la mía de un día a otro.
Felicidades para todo el año.
Y mil y mil enhorabuena por la grandísima elevación de V. en la Academia de buena, y gorda,
He buscado por todas partes sin encontrarlo el resumen de Revilla. El Bibliotecario del ateneo que es un prodigio de memoria me asegura que no llegó a publicarse y así debe de ser cuando ni rastro de el existe en dicho centro a donde va todo lo nuevo que se publica.
El tema por V. escogido me gusta mucho y creo que el trabajo que V. haga sobre él será de primer orden, dado su buen gusto crítico y sus conocimientos.
Las opiniones que por aquí corren contradictorias en muchos puntos convienen sin embargo en que la poesía lírica de este siglo aventaja con mucho a la de los anteriores
Y ahora voy yo a meter los pies en el plato y a decir a V. lo que se me ocurre sobre el caso.
Prepárese V. a oír disparates.
Creo que la poesía lírica no ha sido nuestro fuerte nunca. No hemos tenido en ella figuras como Calderón y Cervantes en la dramática y en la novela
Ni Fray Luis ni Herrera ni Rioja están a la altura de un Homero de un Virgilio, un Dante, ni Camoens ni Byron ni mucho menos y desde aquel tiempo al presente pare V. de contar no asoma la cabeza ni una medianía
En este siglo toma gran vuelo. Veamos a sus principales mantenedores.
No hablemos de Ariane, Reinoso, Moratn λ
Quintana inspirado mas que correcto es patriotero mas que patriota tiene algo de progresista y no hay hoy quien tenga paciencia de leerse una declamatoria de o hinchadas hipérboles
Gallego correctísimo es más frío que la nieve y solo tiene de poeta la deserción.
Espronceda imitador de Byron es una gran personalidad lírica y con Zorrilla comparten el cetro de ella. Zorrilla poeta de las entrañas del pueblo, tendrá mas vida que todo a pesar de sus incorrecciones y desmayos.
Campoamor quedará como gran innovador y si su forma no fuera tan mala sus obras serian eternas; pero con el tiempo, las excentricidades que hoy se alaban en él y sus chocheces y tonterías, se olvidaran por completo y le harán gran daño a su reputación. Y sin embargo o mejor dicho pudo ser el mayor poeta del siglo, si no se hubiese guillado.
Núñez de Arce tiene gran virilidad es correcto levantado y grande pero carece de claro océano y de sentimiento y no hay temor de que le descarrié la inspiración. El cielo de su obra es siempre gris y apenas si halla otras imágenes que las de la tempestad y el mar, nada menos por cierto. Sus ideas sobre poesía son erróneas. No es posible poner a la poesía a las órdenes de Sagasta en el partido constitucional. El poeta político para ser grande o ha de ser furioso absolutista o demócrata rabioso pero no doctrinario
Si Núñez de Arce tuviere la inspiración de Zorrilla o de Campoamor, tendríamos en él al gran Lírico que España no ha logrado tener aun.
La poesía lírica no debe darse en resolver problemas trascendentales ni a mejorar las necesidades ni a pintar las costumbres de su tiempo; pues costumbres y problemas y mejoramientos sociales pasan llevándose consigo al olvido a sus cantores, debe cantar solo sentimientos y pasiones universales y de todo tiempo; eso es lo único que hace vivir a las obras de arte.
Dejémonos de poesías científicas.
De la Divina Comedia no se puede tomar ni su teología ni su filosofía, ni sus alusiones a las costumbres de entonces sino como curiosidades para el erudito y el historiador la poesía está solo en las descripciones de la naturaleza y en las pasiones de G[]cerca de Ugolino y de los demás condenados.
Lo mismo para con el Fausto descartado de dicho poema el episodio de los amores de Margarita lo que resta es una serie de tonterías inaguantables.
Y no escribo más porque ya he disparatado bastante y por que al empezar la carta ha entrado visita y estoy sosteniendo una conversación a la par que escribo.
Adiós amigo mío, póngame a los pies de su mujer bese a los chiquitines y reciba un abrazo de su a[migo]
Pepe

Esta carta se conserva en la Bibliotea General de la Universidad de Sevilla

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Tempestades


A mi querido amigo y maestro el insigne poeta
Don Manuel Cañete

I

Como produce estancamiento insano,
Si es duradera, la apacible calma,
Amo la tempestad embravecida,
Que esparce los efluvios de la vida
Al romper en los cielos o en el alma.

II

El rugiente Océano,
Cuando lo azotan roncos vendavales,
Se corona magnífico de espumas,
Cuaja en su seno perlas y corales
Y vida emana levantando brumas.
El pantano sereno,
Traidor oculto bajo verde lama,
Asilo es del reptil y forma el cieno,
Que, impalpable, mortífero veneno
Por la tranquila atmósfera derrama.

domingo, 11 de diciembre de 2011

La desconfiaza vista por Esther Riobo

Cuadro de Alfonso Lobatón Roldán
La Desconfianza

Buscaba yo uno de mis poemas preferidos de José de Velarde, en ese libro del año 1886 que se cae de puro antiguo, cuando di con otro que refleja bien las luchas internas de este antepasado mío, a quien conozco como puedo, adivinándole el alma a través de las líneas. He aquí un fragmento de La Desconfianza, un cuento en forma de poema que ofrece una buena reflexión sobre el conflicto entre el deber y el deseo. Es Leonora, el personaje central, quien habla:

.Espíritu del hombre a quien he amado,
Que tampoco me has visto, y que me quieres,
Pues cual yo te soñé, me habrás soñado,
Conversar un momento necesito,
Para morir en paz, para dar calma,
A la lucha moral en que me agito (...)

Tú, que gimes cual yo, en el desconsuelo
Sosteniendo una lucha insostenible.
¿Es un crimen amar? ¿Es la esperanza
En las dichas terrenas torpe engaño? (...)

¿Debemos sofocar dentro del alma
El ciego impulso que a gozar nos guía?
¿No hay en la Tierra paz, dicha ni calma,
Ni se pueden hallar en armonía
La razón y el instinto, y los deberes
Con el amor al mundo y sus placeres?

Lo ignoro; sólo sé que envenenada
Por la amarga ponzoña de la duda,
He vivido en la tierra desdichada,
De esperanza, de fe, de amor desnuda.

Que al alma, en las pasiones con que lidio,
Maltraté con rudeza abominable,
Y el martirio del alma es un suicidio,
Un suicidio moral imperdonable.

.¿A que es bonito?

Publicado en el blog Letras y Recortes

miércoles, 7 de diciembre de 2011

A Murillo

Antiguo Mercado de Abastos
I

Los dulces tonos con que apunta el día,
Del campo florido los colores,
Los vívidos cambiantes y fulgores
En que quiebra a la luz la pedrería,
Todo cuanto es matiz, destello o brillo,
Hasta el sol de la hermosa Andalucía,
Resplandece en los lienzos de Murillo.
En ellos interpreta
El humano ó divino sentimiento,
Con la luz, con la fe, con el aliento
Del pintor, del cristiano y del poeta.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Carta Joco-Seria

AL INMINENTE POETA EGREGIO NOVELADOR Y ACADÉMICO PRECLARO
PEDRO ANTONIO DE ALARCÓN
Aranjuez, corriendo el día   
De tu santo y tu patrón,     
Año ochenta y tres del siglo
De las luces y el vapor   

Aunque este romance afrente
A los que al Cid Campeador
Hizo la homérica musa
Del noble pueblo español;

Convencido de que en prosa
Escribiría peor,
En versos y a vuela pluma
Voy a escribirte, Alarcón.

Y por no causarte enfado
Con el obligado << Dios
Te dé cien días cual éste, >>
Haré de fe profesión.

martes, 22 de noviembre de 2011

14ª Carta de Lucia Castro viuda de Velarde a Luis Montoto

Madrid 14 - 3 - 917 Madera 29
Mi distinguido amigo: En balde he esperado la contestación de V. a mi ultima carta referente a lo urgente que me era el original del prólogo o biografía del libro que estoy imprimiendo.
Una grave enfermedad que he tenido desde 1º de Diciembre me ha impedido ocuparme de nada. Aun no salgo ni a misa, pero le ruego me envíe dentro de este mes el trabajo prometido, o me diga francamente si no puede ocuparse de ello pues se gravan perguicios considerables. Mil perdones y gracias de su muy afma. amiga y admiradora q l b l mano
Lucía Vda. de Velarde
Esta carta se conserva en la Bibliotea General de la Universidad de Sevilla

jueves, 17 de noviembre de 2011

Pensamientos


La Tertulia c/ General Gabino Aranda

A la señorita Doña Carmen Fernández de Cordoba y Perez de Barradas
Versos escritos en el abanico que, como regalo de boda le envió el autor
 
I

Como en toda alma grande es la poesía
El ser primero que el amor engendra,
Mis versos mirarás con simpatía.
En tu alma, bella Carmen, los acendra;
No los desdeñes por su aspecto grave;
Tienen, míralos bien, como la almendra,
Cáscara dura y corazón suave.

II

La mariposa y la flor
Sólo viven para amar,
Y mueren por el amor.

lunes, 14 de noviembre de 2011

18ª Carta de José Velarde a Luis Montoto

Madrid 2 D[iciem]bre [18]91
Sr. Dñ Luis Montoto
Queridísimo Luis: recibí ha tiempo carta de V. y hace poco su preciosa historia de muchos Juanes.
No le he escrito porque estoy malo, aprensivo tristísimo. La melancolía me acaba o mejor dicho mis aprensiones.
Pero aquí en lo mas hondo del corazón tengo un lugarcito para mi amigo Montoto, para quien soy y seré toda mi vida el mismo de siempre.
Sí, Luis querido, el cariño, la estimación que siempre le tuve crece en vez de disminuir a pesar de mi intensión , a pesar de la distancia que nos separa a pesar de las penas que me agobian y de los males que me torturan.

Tengo siete hijos ¿Y V.? me figuro que tendrá por lo menos tres colleras.
Dios se los conserve a V. sanos y buenos para dicha y consuelo de la vejez que se nos acerca en compañía de su mujer (c.p.b.) y V. reciba un abrazo muy apretado de su comp[añe]ro
Pepe Velarde

Esta carta se conserva en la Bibliotea General de la Universidad de Sevilla

jueves, 10 de noviembre de 2011

El Trovador

Parra

A MI QUERIDO AMIGO FRANCISCO ALVAREZ Y ARANDA

I

Natura

Arrogante, esbelto, airoso,
Rosado y blanco color,
Los ojos azul de cielo
Y tan vivos como el sol,
La cabellera ondulante
Acariciando el jubón,
Y rubia cual las espigas
Que el seco julio tostó,
Pendiente el hierro del cinto,
En el bonete el airón
Y el laúd tañendo ufano,
Errante va el trovador,
De monasterio en castillo,
Entonando su canción.
Se ignora quien fue su madre;
No se sabe si nació

miércoles, 2 de noviembre de 2011

El hogar

Zaguán c/ Baluarte

POEMA DEDICADO A MI QUERIDO AMIGO
MANUEL CANO Y CUETO

CANTO PRIMERO

EL SUICIDIO

En una tarde de otoño
Triste como la desgracia,
Como el desaliento fría,
Como la tumba callada,
De su quinta de recreo,
Apartado en una estancia,
Meditabundo y sombrío
Federico de Peralta,
Con trémula mano escribe
En papel de orla enlutada

domingo, 23 de octubre de 2011

La desconfianza

Patio c/ Baluarte

A........

¿Conociste a la huérfana Leonora?
Pues era bella como tú, alma mía;
Pues, como tú, tenia
En las mejillas, tintas de la aurora
Algo del cielo en los azules ojos;
Ricas hebras de sol por cabellera,
Preciado almíbar en los labios rojos,
La seducción de la mujer primera
De formas y apostura esculturales
Y el sello de ideal melancolía,
Que guiado por las artes celestiales,
Dio murillo al semblante de María

jueves, 20 de octubre de 2011

13ª Carta de José Velarde a Luis Montoto

Para Luis Montoto
Madrid 8 noviembre [18]80
Queridísimo Luis: V. dirá que soy el mayor de los ingratos; pero no se fíe V. de las apariencias.
El lugar que V. ocupa en mi corazón es insustituible.
Cuando llegue esta a manos de V. habrá leído un nuevo poemilla que sale hoy en el lunes de “El Imparcial y tanbien habrá visto mi poema “La Venganza” en el Almanaque de “La Ilustración”
Espero que los leerá V. detenidamente y que me hará el favor de decirme cuanto antes su opinión sobre ellos a fin de corregirlos cuando los publique en folletos.
Ya sabe V. que para mí son dogmas los consejos de V. Sea V. pues, como siempre franco conmigo y adviértame y amonésteme sin escrúpulos, en la seguridad de que mayor será mi afecto hacia a V. cuanto mas me pegue u al pegarme me enseñe.
Doy a V. media enhorabuena por el triunfo en Barcelona
Estoy completamente seguro de que el premio debió de ser para V.
Si va V. a hacer algo para Madrid mándemelo seguidamente que aquí yo le fío se le hará a V. justicia.
¿Va V. o no a venir este invierno a Madrid?
Aquí tiene V. preparado un cuarto que aunque pobre se le ofrece a V. de todas veras y se halla deseando de erlo a V. entre mis cuatro paredes.
Si viene V. haré por meterme en dirigir las veladas del Ateneo para que V. de una. Yo no quería meterme en ello; pues me fastidia andar haciéndome visible.
Con que a venirse para Enero o febrero.
Póngame V. a los pies de su Sra., bese al montosito y reciba un abrazo apretado de
Pepe
Mis señas: Rubio 7 y 9 pral izqda


Esta carta se conserva en la Bibliotea General de la Universidad de Sevilla

sábado, 15 de octubre de 2011

Meditación ante unas ruinas


La Chanca

AL Sr. D. GASPAR NÚÑEZ DE ARCE

EN TESTIMONIO DE GRATITUD, DE RESPETO Y CARIÑO

I

Saliendo de su lánguido desmayo,
Naturaleza toda resucita
Al fecundo calor del sol de Mayo.
Las entrañas benéficas visita
De la madre común vivido rayo,
Y las semillas que ateridas duermen,
Hinchadas rompen su corteza dura,
Y se hace planta el germen,
Y brota, y crece, y cubre la cañada
De una mullida alfombra de verdura,
De arabescos de flores recamada
Todo obedece al mágico conjuro;

El vendaval se trueca en blanda brisa;
Vestido el cielo de su azul más puro
Se mira absorto en el cristal del río,
Y en el alba a la flor con su sonrisa
Le manda una diadema de rocío;
La yema se hace pámpana frondosa,
Rojo y dorado tul la densa bruma,
La oscura larva blanca mariposa,
La nieve arroyo, el arroyuelo espuma,
El brote tallo y el capullo rosa;
Entona al anidar su cantinela
El avecilla que de amor se abrasa;
El insecto parece flor que vuela
Agitando unos pétalos de gasa;
Naturaleza toda canta en coro,
Y arrastra el aire en sus revueltos giros
Aromas, y suspiros,
Y cascadas de luz en ondas de oro.

miércoles, 12 de octubre de 2011

13 Carta de Lucia Castro viuda de Velarde a Luis Montoto


Madrid – 22 - 11 – 916
madera – 29- gnral
Sor Dn Luis Montoto
Mi distinguido amigo:
Después que tuve el gusto de verle en Sevilla me puse tan mal de salud que tuve que retrasar mi estado en Palma por no estar capaz de hacer el viaje.
Después de llegar aquí y trabajar para hacer la edición del libro en las mejores condiciones esperaba tanto por dar tregua a que su espíritu se serenase de la desgracia ocurrida, cuanto para enviarle las capillas del libro como V. me indicó, pero no hago carrera del ditor que cada dia pone una dificultad para entregarlas y corriéndome ya mucha prisa terminarlo pues quiero aprovechar las promesas de Burell y el dinero fresco y disponible de 1º de año me decido a enviarle por este mismo correo y certificado, los libros que como todo lo demás lo tiene V. ya copiado a maquina por no estar publicado, puede emprender el trabajo prometido y que espero ansiosa, segura de que tanto por el cariño con que ha de hacerlo, cuanto por el conocimiento que del poeta tiene personal y literariamente y muy señaladamente por sus actitudes y talentos que solo V. podría hacer una cosa tal como él la hubiera deseado.
Si no recuerdo mal me dijo, que le bastaba un mes para el trabajo que tenía muy adelantado si asi lo hiciera se lo agradecería de todas veras, no sea que algo inesperado en política me causara prejuicio para el término de la edición.
Anticipándole que quedo muy reconocida bsm
Lucía C. V. de Velarde
Esta carta se conserva en la Bibliotea General de la Universidad de Sevilla

sábado, 1 de octubre de 2011

Fernando de Laredo


Zaguán c/ Cádiz

Al Ateneo Barcelonés
Canto Primero

I

En un valle feraz de Andalucía,
A los pies de granítica montaña
Que en altura a los Alpes desafía,
Hay un pueblo tendido en un ribazo
Que en las ondas clarísimas se baña
De un río que penetra en su regazo.

Ni aun en sueños la mente se figura
Lugar de más grandeza y hermosura.
Mil picachos, perdiéndose en la esfera,
Recortan el espléndido horizonte;
Es invierno en la cúspide del monte,
Y en el fondo del valle primavera;
Amenaza el alud, en la alta cumbre
Por quebradizas rocas sostenido,
Al llano con su inmensa pesadumbre;
Rauda la catarata se despeña,
La luz quebrando y con feroz rugido,
De tajo en rambla y de barranco en breña,
Completando lo bello del paisaje
Los juegos caprichosos del celaje
En múltiples colores encendidos,
Y el pueblo que se oculta como un nido
En la verde espesura del follaje.


viernes, 30 de septiembre de 2011

12ª Carta de Lucia Castro viuda de Velarde a Luis Montoto

Madrid Abril 28/911
Sor. Dn. Luis Montoto
Muy Sor mio y amigo distinguido; Recibo su grata del 26 cuando me disponía a escribirle acusándole recibo de su libro, cuyo prólogo me ha encantado así como los comentarios de que van adornados los refranes y que me prueban lo bien que juzgaba a V. mi inolvidable Pepe, admirándole tanto por imaginadisimo poeta, como como por eminente y erudito eritreo.
Maltrecha por mis padecimientos y ocupada con los últimos detalles de la edición, no he podido terminar su interesante libro, y como por mi triste ignorancia nada me atrevería a decir sobre tan preciada obra, me limito a darle gracias mil y demostrarle mi gratitud por la sentida y delicada dedicatoria con que me honra.
Mucho lamento que haya V. estado enfermo, yo con el crudo y tenaz invierno lo he pasado tan mal que he quedado en un estado nervioso que en nada puedo fijarme sin gran trabajo, por que paso semanas enteras sin lograr el sueño como no sea con morfina.
Por esto retrasé el escribirle que lo hago hoy desatinadamente, pues quería advertirle que tenía una tregua para su trabajo sobre nuestro Pepe, razones de economía mas claro, la esperanza de que paguen la edición, me hace retrasarla y por eso me disponía hoy a decírselo, y me apresuro a contestarle para que sin dejarlo de la mano lo haga con mas descanso; que ya cuidaré cuanto orille este asunto darle la fecha fija.
Por mi precipitación al escribirle y tener que copiar mucha parte del original que me pide no se lo envío hoy, lo tendrá todo a la mayor brevedad.
Sino me juzga impertinente le diré que al revolver los papeles y apuntes de “Alegría” encontré el último canto planeado y aun comenzada la descripción del Invierno; que como hace tanto tiempo di a V. datos y apuntes, no recuerdo si envié estos aunque creo indiqué a V. el deseo de que lo terminara en verso o prosa sobre lo que el pobrecito dejó trazado.
Estoy tan desmemoriada y con tales desvanecimientos que nada recuerdo de esto en concreto.
Si V. pusiera coronamiento a este poemita que fue de tanta pena para el no dejarlo terminado;
Como esto lo veo demasiado exigente, si por lo menos pusiera V. una nota explicatoria de lo que falta.
Sino mi hijo Alfonso que tiene aficiones pudiera acabarlo, pero le temo tanto a lo mal que lo hará tanto por su inexperiencia y poca cultura, como por el ambiente modernista que tan trastornada trae a toda la juventud, y del que poco se libran.
También encontré autógrafos muy interesantes entre ellos varias cartas de Zorrilla, pero una tan notable en que dice tales alabanzas y en que términos tan de crítica juzgándole como el 1er poeta de la 2ª mitad de siglo XIX que no se si sería bien poner algún párrafo o publicar el fascículo pues creo daría yo a V. datos de que Pepe fue quien con un articulo en “El Imparcial” sobre Zorrilla y sus gestiones y exposición en las Cortes, le rehabilitó en su pensión de Estado, que le habían suprimido y le proporcionó grandes auxilios del entonces ministro de fomento (Conde de Toreno) y de su editores de Barcelona, por lo que el gran Poeta dedico a nuestro Pepe sus “Recuerdos del tiempo viejo” y esta es la carta mas interesante al remitirle el ejemplar en que pone como prólogo el artículo de mi marido q.e.p.d.
También me han dicho que Gines de los Rios, Balaguer, el P. Blanco y Valera hablan de el en sus juicios sobre la literatura contemporánea, nada de esto conozco.
Perdóneme si hoz molesta o exigente en gracia de mi afán por la gloria de mi Pepito y de lo mal que estoy de la cabeza y lo a escape que escribo y digan lo que quiera de todo lo que le digo, pues lo que V. no conozca o sepa ya indagaré por aquí valiéndome de amigos o de mis hijos.
Que V. se ----- y reponga del todo, gracias mil por el amor con que trata este asunto, que Dios se lo pague como yo se lo agradezco, y él que desde el cielo lo verá, y reiterándole perdones por tan latosa carta es de V. siempre reconocidísima y ferviente admiradora qlblm
Lucia C Vda. de Velarde
Mis hijos le saludan afectuosos.
Esta carta se conserva en la Bibliotea General de la Universidad de Sevilla

miércoles, 21 de septiembre de 2011

En el aniversario de la muerte de Alfonso XII


                               Torre Castilnovo
I

Esperanza y anhelos juveniles,
Gloria, fortuna, alteza soberana,
Talentos y osadías varoniles,
Cuanto en un ser acumuló la suerte
Lo derrumba de súbito y lo allana
El soplo no sentido de la muerte.
¡Tan caduca, tan vana
Es con toda su pompa y su ruido
La excelsitud de la grandeza humana!

Más tenebroso que la muerte misma,
Lo que ella no acabó, viene el olvido
Y en sus entrañas lóbregas lo abisma.
Con la falacia de la sierpe artera,
Él es quien lleva al corazón herido
Bálsamo dulce que el dolor tempera,
Quien seca el llanto y vierte en el sentido
El jugo de la blanda adormidera.
Va con dedo nefando,
Hasta el nombre en el mármol esculpido,
Con incansable lentitud borrando;
Que es ¡ay! el fin de su labor callada
Á la nada volver cuanto ha surgido
Del profundo misterio de la nada.

viernes, 16 de septiembre de 2011

12ª Carta de José Velarde a Luis Montoto

Madrid 19 Marzo 1880
Queridísimo Luis: hasta ayer no di por terminado el 1er canto del dichoso poema. He tenido mala a la niña, he estado yo muy acatarrado y de muy mal humor y se me han pasado días y días sin escribir.
No estoy satisfecho de esos dos cuadros que le remito. En el cuadro 1º he hecho todas las correcciones que tan afortunadamente me indicó y lo mismo haré con estos, suplicándole a V. que sea implacable.
Dígame V. francamente todo lo que le parezca aunque sea muy duro, que yo se lo agradeceré mas que si me echase bendiciones.
¿Y el 2º canto? Aquí está la dificultad no se como empezarlo. Lo pongo muy difícil y falto de interés porque el poema consiste indudablemente en la ida y en la vuelta del héroe.
¿Desarrollo el 2º canto en cuadros?
¿Pinto al personaje subiendo la escala de la ambición, en la cúspide del poder o caído ya?
¿Como prestarle interés a todo esto?
Lo ignoro. Veremos lo que se me ocurre y lo que me sale.
Tenía pensado llevarlo de Vir[r]ey a Indias para justificar que no supiese de su madre y amada ¿Qué hago? V. dirá lo que le parezca y me atendré a ello como siempre
En estos dos cuadros que le remito no he querido poner diálogos por que habiendo de versar sobre el mismo temía se hubiera hecho pesado
Ayer concluí el último y todavía no le he dado una mano de lima siquiera. Voy a empezar a corregirlo unos cuantos días para hallarme fresco y desimpresionado y si V. me contesta pronto tener en cuenta sus indicaciones.
Hoy celebro el día escribiéndole a V. el mejor de mis amigos y el amigo a quien yo quiero más.
Me han pedido del Ateneo de Barcelona algo inédito para darme una velada y yo voy a remitirle y a dedicarle este poema a aquella corporación que tanto me honra.
El año pasado me dio una velada (la única que dio) y este año quiere darme otra.
Adiós, amigo Luis póngame a los pies de su Sra. de mil besos al bebé abrace a Paco Álvarez y léale los versillos y V. reciba un millón de abrazos de su amigo entrañable y agradecido
Pepe
Querido Luis: no tengo paciencia para puntuar la copia que hago para V. dispénseme. Va a salir el correo


 Esta carta se conserva en la Bibliotea General de la Universidad de Sevilla

sábado, 10 de septiembre de 2011

Una Feria Andaluza

Feria de El Colorado 2008
Cómo pintar la gracia, la alegría,
la hermosura, el bullicio de la feria
de aquel bello lugar de Andalucía?
Todo es ventura allí, gloria y encanto;
en lujo convertida la miseria,
en placer el dolor, en risa el llanto,
Alborota la infancia enloquecida;
la vejez achacosa
enciéndese en el fuego de la vida;
la arrebatada juventud hermosa
va vertiendo á raudales el tesoro
del ardiente placer en que rebosa;
llevando en el semblante por divisa
del pueblo entero el discordante coro,
la dulce contracción de la sonrisa,
y no oyéndose en torno más clamores
que los gratos del habla enamorada,
de la alegre canción del chiste alado
y de la abierta y loca carcajada.

Feria de Conil

jueves, 1 de septiembre de 2011

La Edad Media



Á la inspirada voz de un ermitaño
Las naciones cristianas se despueblan,
Y por norte la cruz, dan en Oriente
Con el ciego furor de la tormenta.

Alza la fe los giganteos,
En el claustro refúgianse las letras,
Y hallan nuevos tesoros de poesía
Dentro del corazón, rudos poetas.

Es la edad de los sueños y fantasmas,
De la fe, del amor y de la fuerza.
Menospreciando la mundana vida
Al desierto encamínase el asceta,