jueves, 27 de octubre de 2016

1ª Carta de Agustín hijo de Velarde a Luis Montoto

Señor Don Luis Montoto.
          Mi respetable y distinguido amigo: Por encargo de mi madre a Viuda de poeta Velarde le pongo estos renglones, pues ella no puede hacerlo porque lleva tres meses bastante delicada de salud, para rogarle muy encarecidamente tenga la bondad de decirnos si tiene terminado el trabajo sobre la biografía de mi padre (q.e.p.d.)
          Como hace bastantes meses que se le remitió a V. cuantos datos reunimos para ello y nada ha contestado, nos permitimos ponerle esta carta.
          Mucho le agradeceremos a V. tenga la bondad de hacerlo cuanto antes pues no falta nada mas que eso para hacer la nueva edición completa que ya tenemos preparada.
          Perdone las molestias que le ocasionamos y que solo hacemos fundados en la buena y verdadera amistad que le unía con mi padre y V. sabe que puede contar incondicionalmente con su afmo. amigo y admirador

Agustín Velarde y Castro
9-Enero-913
S/C. Madera-29 pral -Madrid-

miércoles, 31 de agosto de 2016

El último beso


Carrillo del pozo en c/ Hospital

AL EMINENTE PINTOR SEVILLANO DON JOSÉ VILLEGAS

INTRODUCCIÓN


Cuando el pesar me acongoja,
O la duda me atormenta,
O en mi corazón la envidia
Hiel escupe y le envenena,

En vez de romper en llanto,
En invectivas o en quejas,
Me refugio en mis memorias
O en mis sueños de poeta.

domingo, 3 de julio de 2016

A mi amigo el poeta José Velarde

Juan Pedro Narvaez
A mi amigo el poeta José Velarde

Feliz te escribo, de mi dicha cierto,
Al arribar, al fin, ¡Oh dulce amigo!
Del santo hogar al suspirado puerto.

En él mi suerte está; yo lo bendigo:
¡Bien hallada la costa que me espera
Brindándome al llegar calma y abrigo,

Para formar mi nido en su ribera,
Como el ave en la selva florecida,
Al lado de mi dulce compañera,

Ya tiene empleo mi agitada vida
En la paz de este hogar; paz venturosa,
Cuanto más ignorada, más querida;

Donde el cansado espíritu reposa
Sin la sed de ambición rebelde y brava
Que en la lucha del siglo nos acosa.

Rompa el orgullo del deber la traba
Y arrastre al hombre con soberbio anhelo
Por una senda , del error esclava,

Virtudes Roldan Muñoz

Poesía a José Velarde.


Escribir a un gran poeta

No es nada inteligente,

Es un error que se comete

Muy frecuentemente.

Escribir a contra reloj

Cuando los versos de Velarde

Juegan al corro en mis sienes,

No dejan a la razón 

escribir a quien bien merece.

Velarde no quiso

Maletín ni bisturí,

El prefirió la pluma de escritor

Y perderse en las palabras.




martes, 21 de junio de 2016

Alegría (Completa)

AL INSIGNE ESCRITOR
D. ANTONIO CÁNOVAS DEL CASTILLO

INTRODUCCIÓN

La Marcha                        
Se publicó en La Ilustración Española y Americana el 30 de octubre de 1886
I

Tanto la carretera polvorosa
por el llano a lo lejos se alargaba,
que, más que a pie, se hacia fatigosa
al ánimo de aquel que la miraba.
- ¡Adelante, muchachos, adelante! _
Caminando por ella, repetía,
volviendo atrás la cara, un comandante
al medio batallón que le seguía,
despeado y el pecho jadeante.

II

Ni un árbol, ni una fuente
que alivien del soldado la jornada
en aquella marisma, solamente
de sosas y de almajos salpicada.
En vano buscan los heridos ojos
donde llevar la vista fatigada;
sólo la animan los flamencos rojos
que al paso de la tropa se alzan luego,
y a la laguna salitrosa parten,
semejando al volar cruces de fuego.


martes, 17 de mayo de 2016

Homenaje a José Velarde por Jose Luis Rubio


En el mismo lugar
                                          a José Velarde

En esta arena donde mis huellas
juegan con las olas, hace tiempo,
mucho tiempo, alguien llamado José
hizo castillos de versos y bañó
sus palabras inquietas en el mar.

Igual que yo vió el arcoiris
besar las blancas casas de un
pueblo pequeño y silencioso
y contempló el monótono caer
de la lluvia en los tristes
y solitarios días invernales.

Quizá algun día de primavera
recorrió en una barca el río Salado
o se perdió en el pinar del Colorado
llenando de aire puro sus pulmones.

Pero un día, un día cualquiera,
de cualquier año, se marchó de Conil,
lleno todo él de un pequeño pueblo
marinero que cada noche, en las sombras,
besa unos labios inmoviles y húmedos.

Cien años después, en este mismo lugar,
estos versos inseguros e imperfectos
quieren rendirle homenaje recordando
que "de la muerte", de su muerte,
"han surgido fecundos gérmenes de vida".

Jose Luis Rubio

viernes, 13 de mayo de 2016

Las sabias palabras de Marta Palenque

En este enlace  de Radio Juventud de Conil se puede escuchar las palabras de la Profesora de la Universidad de Sevilla Marta Palenque, en el día de la presentación del libro Poemas, de José Velarde
P.D.
Gracias a Diego y Pepi de Radio Juventud de Conil

martes, 3 de mayo de 2016

sábado, 30 de abril de 2016

Concha Gorostiza Dapena


A JOSÉ VELARDE.
Precursor del realismo en la poesía

Se te rompió el corazón un 22 de febrero.
Te llevaste un gran bagaje de poemas y de versos. 

Te había alumbrado el radiante sol
de un humilde pueblito pesquero
donde quisieron las musas
que tus ojos a la luz se abrieran,
y bailasen tus cabellos
con las brisas marineras.

Médico te hicieron por seguir
la carrera familiar,
pero en tu alma llevabas
miles de bellas palabras
que erudito supiste ordenar….
….contando tantas historias
como olas tiene el mar.

Con el fardo de las letras
al foro de la cultura
te marchaste sin dudar.
Algunos no te entendieron,
pues tu estilo se alejaba
de lo que la época esperaba.

Fuiste un revolucionario
en tus rimas realistas,
admirado por poetas
y también lo hicieron los prosistas.
Siendo bardo precursor
de los trovadores actuales.

Incansable día y noche escribías,
y a numerosas tertulias acudías,
pero a tu magra bolsa no asomaban los reales.


No hubo suerte, y gracias
a amigos y mecenas
a la esposa y larga prole,
(porque a si mismo fuiste fecundo al amar)
a veces pudiste alimentar.

Miseria, penas y amargas lágrimas
con gran tristeza derramadas.
Lágrimas que quizás te consolaban
porque al llegar hasta tus labios
y tu lengua al acariciar la sal que en ellos quedaba,
el sabor de tu conileño mar te recordaba.

Tu nombre y obras se exhiben con claro orgullo
en museos, academias y ateneos.
Y aún en la biblioteca real
guardan más de un ejemplar.

Aquí en Conil, tu pueblo, por siempre nos va a quedar
la esencia de gran poeta, que nadie se puede llevar.


Concha Gorostiza Dapena
Derechos reservados
Conil, 22 de abril de 2016

viernes, 29 de abril de 2016

Momento Homo


¡Ah, cuánto nombre de grandeza vana
que se creyó inmortal, desvanecido,
al extinguir el último tañido
con que anuncia la muerte la campana!

¡Cuánto magnate de hoy, polvo mañana
que barrerá la mano del olvido,
como barre el Simoun embravecido
la huella de perdida caravana!

¿Qué gloria, qué poder que no sucumba?
Cuanto más alto el muro, menos fuerte
y con mayor estruendo se derrumba.

Todo al fin, en cenizas se convierte
y a todos deja iguales en la tumba
el nivel del olvido y de la muerte.

Conil (Cádiz). 1849 - Madrid. 1892

Poeta y estudiante de Medicina

Enlace a la biblioteca virtual Miguel de Cervantes sonetos del siglo XIX editados por Ramón García Gonzalez