sábado, 28 de septiembre de 2013

Carta 10ª de Zorrilla a Velarde

Casa de José Velarde
10
Barcelona, 27 Enero [1883]

Mi querido Velarde: gracias por su cariñosa carta del 21, que recibo hoy.

Nada me tiene V. que agradecer: yo le quiero a V. como si fuera mi hermano menor, le estimo como a un ingenio de primero línea, por lo cual va ha ser envidiado y roído por la polilla literaria. No hago más que mi deber de hermano mayor con V. y V. puede disponer de cuanto soy y de cuanto tengo, y basta.

Hace año y medio que no veo a Jovellar, que jamás me ha servido en el negocio de mi pensión. El único medio de entrarle es regalándole, antes de que parta, el manuscrito del Cid, que le está prometido y que aún no le he podido dar, porque le necesito para la corrección de pruebas, por estar el original de la imprenta copiado por un italiano en Roma, y por consiguiente con mil errores.

Voy a escribir hoy mismo que me envíen el cajón en que está la 1ª parte del manuscrito del Cid, y cuando Jovellar venga aquí se lo daré completo y le haré la petición. Si se la hago ahora estoy seguro de que ni me contesta.

Si ha pesar de esto quiere V. una carta mía para Jovellar a favor de su amigo, póngame V. un telegrama y se la enviaré.

El amigo Mata y Maneja, que ha venido hoy casi como todos los días, me dice que le dé a V. la enhorabuena por la condecoración. Recíbala V. cordial de los dos, aunque yo no sé si esto le importará a V. o no. Yo tengo la Gran Cruz de Carlos III y me la he puesto dos veces en la embajada de Roma, pero siempre sirve para que la gente comprenda que se vale algo. Ya verá V. como Núñez de Arce se la hace dar y &ª,&ª.

Aquí le queremos a V., comendador o no, y le proclamamos a V. uno de los grandes poetas del universo.

De lo de Orejuela, si no se hace ahora mismo, se hará al fin de mes, porque Riquelme viene aquí de Capitán General: Riquelme es íntimo mío y de Jovellar y, sin que yo tropiece con él, Riquelme hará el negocio. Riquelme, cuando mozo, hizo conmigo dos o tres calaveradas de aquellas de entonces: una he citado en los Recuerdos del tiempo viejo.

Los del Imparcial son unos [jodidos]. No han contestado a una carta en que les pedía mi nombramiento de Cronista y mi designación de sueldo q[u]e les fue dirigida el 19 de No[viem]bre.

Adiós. Un abrazo a la Sra. y muchos, besos a los nenes del viejo Zorrilla.

Boletín de la Real Academia Española Tomo LXXXVIII Cuaderno CCXVIII Julio-Diciembre de 2008

Cartas de José Zorrilla al poeta José Velarde (1881-1891).

Marta Palenque

martes, 24 de septiembre de 2013

Carta 9ª de Zorrilla a Velarde

9
Barcelona, 20 Enero [18]83

Mi querido Velarde: recibo su carta de V. y le contesto en la cama, donde estoy lleno de dolores nerviosos.

Ya me supongo que Núñez de Arce no hará nada por V. ni por mí. De mí, por mi parte, no le hable V. más. Yo moleré a los ministros, daré un par de escándalos si Dios me da salud, y veremos de hacer lo que podamos.

Por fin me puso al habla con el Alcalde de Valladolid, cuyas cuatro mil quinientas pesetas no quiero perder. Desde el 15 de no[viem]bre [ del] 82 está en comunicación en la redacción del Imparcial, y si allí no se hubieran jodido en ella y en mí, ya podría estar todo arreglado. Iré a Valladolid a principios de febrero. El empresario me propone dar dos lecturas allí y en Bilbao: si las doy, que ganaré por tanto tres mil rs., le enviaré a V. mil y no le ofrezco más, por que estoy acosado de intereses atrasados del semestre último.

Yo soy amigo de V. en cuerpo, alma y bolsillo: la desventura es que el cuerpo no sirve ya ni para […dido (con Dios h.)], por el alma no da dos cuartos Pateta, y el bolsillo está siempre a las últimas boqueadas, pero tal como yo soy, soy su mejor amigo de V., de Sra. Y de sus muñecos,

J. Zorrilla.

Boletín de la Real Academia Española Tomo LXXXVIII Cuaderno CCXVIII Julio-Diciembre de 2008
Cartas de José Zorrilla al poeta José Velarde (1881-1891).
Marta Palenque

sábado, 21 de septiembre de 2013

Carta 8ª de Zorrilla a Velarde

En la C/ Alta

8 Barcelona, II Enero [18]83

Mi querido Pepillo: ¿se olvidó V. de mí o está V. malo? Yo he estado seis días en cama y he quedado en disponibilidad para ahorcarme.

¿Ha visto V. a Munilla? ¿No hay ya lunes del Imparcial ni un sitio para un artículo del vejete autor del rey Don Pedro?

Con la ascensión de Núñez de Arce al Ministerio, puede V. contar por no pensada la propuesta de las pensiones que debía hacer, de modo que ahora menos que nunca espero la mía.

Estoy dando prisa al planteamiento de mi empresa, pero son tantas las formalidades que hay que llenar, que no creo poderlo lograr hasta fin de mes.

Me he mudado de casa y vivo ahora Calle de Lauria, 66 y 68, piso 2º, izquierda (ensanche) donde aguardo que me diga V. algo.

He recibido una carta cariñosa de Carlos F. Shaw. Dígale V. que no he tenido tiempo de contestarle, pero que agradezco mucho su recuerdo y sigo en mi misma firme intención de formar con V. y con él el más formidable triunvirato para una campaña.

Suponiendo que verá V. al leal Marqués y a su monísima Marquesa, le suplico a V. que les salude en mi nombre mientras les doy noticias directas mías, y les veo al principio de febrero, que iré a Madrid.

Y sin más, respeto a la Sra. Y besos a los chiquitines, suyo siempre amigo agradecido.

J. Zorrilla

Boletín de la Real Academia Española Tomo LXXXVIII Cuaderno CCXVIII Julio-Diciembre de 2008

Cartas de José Zorrilla al poeta José Velarde (1881-1891).

Marta Palenque

martes, 17 de septiembre de 2013

Carta 7ª de Zorrilla a Velarde

7

Vidiago, 9 Se[p]tiembre [1882]

Mi querido Velarde: hoy hace cinco días que llegué aquí. ¿Qué será allí?, dirá V. pues es uno de los cien pueblecillos tendidos y colgados por los valles y cañadas y por los cerros de este país montañoso y pintorescamente accidentado, entre cuyos habitantes se conserva aún algo de la Fe, las costumbres y la tradición del viejo tiempo. Yo vivo en una casa que llaman palacio (y que lo fue y es aún), que pertenece a un amigo mío a quien hace 22 años que conocí en Méjico, el primero a quien allí debí un buen consejo, un buen puñado de onzas y desde entonces acá una buena amistad.

Tiene este amigo negocios en Inglaterra, grandes relaciones en aquella maldita isla, y una afición inmoderada a todo lo inglés,. Tiene un palacio amueblado y alfombrado con muebles y tapicería inglesas, y come y vive como si fuera inglés. Yo que respeto las costumbres, los caprichos y las manías de todos mis amigos, que tengo por este un respeto especial y una gratitud de hombre leal, no me atrevo a decirle que voy a perder el estómago, y el poco caletre que me queda, con tanta trufa, pescado, caza y legumbres en conserva inglesa, que es de lo que se compone su comida diaria. Y no porque con todo esto me obsequie a mí, sino porque él se trata de esta manera desde hace muchos años y no tiene en la atestada despensa más que latas y botes ingleses, de los cuales hace uso diario.

sábado, 14 de septiembre de 2013

Carta 6ª de Zorrilla a Velarde

Aldaba C/ José Velarde

Barcelona 15 Marzo [1882]

Sr. D. José Velarde

Mi querido amigo: una afección en los ojos y una operación que he tenido que hacerme en la cabeza me han impedido escribir, pensar en nada y volver a Madrid a tiempo. No he podido escribir nada para el bueno de Moreno Nieto, ni aún el miserable artículo del Imparcial hace dos meses, y eso que este lo necesito para vivir.

Como no leo nada, ni he vivido en el mundo desde que volví de esa, no sé nada de lo que en el mundo pasa, pero sé que van las cortes a abrirse de nuevo y le escribo estas cuatro letras para recordar a V. a Fernández Flores y a Vidart la palabra que me dieron, la protección que me brindaron y el amparo que de ellos espero.

Yo iré a Madrid el 19 o el 20 (a cencerros tapados porque aún estoy malo) y no quiero darme a la luz ni que nadie me vaya a recibir mientras no hable con [Vms].

Por si ha mudado V. de casa, o los otros dos amigos, escribo a cada uno en particular. Suplico a V. que no lo tomen ni me lo achaquen a porfía inoportuna, ni ha inmotivada desconfianza, sino al deseo de ponerles al corriente de mi situación y de ponerme ya a sus órdenes como tenemos convenido.

Yo iré a parar (porque mi cuñado quitó mi casa de la calle Jacometrezo35) a casa del pintor D. Ramón Padró, Calle del Baño, 12, 4º estudio, en donde puede V. dirigirme por escrito lo que quiera, y yo avisaré a V. de mi llegada.

Suyo siempre su agradecido amigo y abuelo en Apolo, q[u]e le quiere

J. Zorrilla

domingo, 8 de septiembre de 2013

Carta 5ª de Zorrilla a Velarde

Aldaba C/ José Velarde
5

Diciembre 19, [18]81, Madrid

Mi querido Velarde: recibí a tiempo una cariñosa carta, y dolores de vejez, que ya me acosan, y negocios de familia, que me traen a mal traer, me han impedido ir a ver a V., porque no quería contestarle por escrito.

En primer lugar mil y mil gracias por haberme dedicado sus preciosos romances de la Ilustración. V. en su carta me llama maestro, pero con sus romances da al maestro cuchillada. Nunca he hecho yo en las mías descripción tan exacta, tan rica y tan verdadera al tratar asunto campestre ni cortesano. Me doy, pues, por muy honrado y favorecido con su dedicatoria, y declaro, sin que nadie a ello me obligue, que cedo el paso y me quito el sombrero ante el nuevo poeta que viene a quitarme el puesto en el género descriptivo. Un ¡viva! Cordial y un ¡gracias! Sincero y a otra cosa.

Antes de ayer fui a ver a Luis Vidart, a quien supliqué que reuniera a V., a Fernández Flores y a Bremón con él para convenir en la fórmula más adecuada para que yo diera a Vms. Por escrito un testimonio público de mi gratitud: supongo que aún no se ha podido por algo efectuar esta reunión, y hoy escribo a V. esta, porque he recibido una por el correos que tal vez me obligue a salir de Madrid dos o tres días antes de lo que creía.

sábado, 7 de septiembre de 2013

Carta 4ª de Zorrilla a Velarde


4

Barcelona, Abril 9 [18]81

Mi querido Velarde: esta sirve de presentación a D. Manuel de Mata y Maneja, que es un segundo yo.

Sostenedor en mi ausencia de mi fama de y loco trenzado,  me saludó en este Ateneo barcelonés con una poesía que, durante su lectura, me pareció mía. Llevo desde entonces con él una amistad fraternal y he he debido a su familia una cordial hospitalidad. Suplícale a V. pues le lleve al ateneo y le presente a todas nuestras notabilidades literarias. Verá V. que es un hombre tan modesto como inteligente: trátele V. como si fuera yo mismo y hágale conocer a Campoamor, Sellés, Echegaray &. Yo le he dicho de V. perrerías e infamias; pero algo hay q[u]e disculpar a un viejo loco que le quiere a V.

De mis negocios no le digo a V. nada; pero si Alvareda [sic] vuelve a Madrid y las inundaciones de Andalucía dejan diez reales en caja…

Suyo siempre, su mejor amigo y aplaudidor

J. Zorrilla.

Boletín de la Real Academia Española Tomo LXXXVIII Cuaderno CCXVIII Julio-Diciembre de 2008

Cartas de José Zorrilla al poeta José Velarde (1881-1891).
Marta Palenque

domingo, 1 de septiembre de 2013

Carta 3ª de Zorrilla a Velarde

Calle Cádiz
3
Barcelona 9 Abril [1881]

Mi querido Velarde: D. Manuel Mata y Maneja le presentará a V. una carta mía de recomendación. Para que no crea V. que es un compromiso le escribo a V. aparte estas cuatro letras para decirle que la recomendación es verdadera y que es una persona a quien deseo servir. Es individuo del Ateneo barcelonés y tiene por ello derecho a ir al de Madrid; aquí le miran un poco de reojo porque no quiere escribir en catalán, pero escribe bien en castellano y es decidido partidario de V. y mío, y amigos… Dios nos los dé, no importa en dónde.

Yo sigo haciendo expediciones y amigos en Cataluña. Ayer volví a Figueras, en donde me han colmado de regalos, y tengo que volver a satisfacer al casino Menestral, sociedad de obreros, que me dio una serenata y un baile del país

Todo esto es sembrar para recoger, porque aunque los regalos son valiosos, como esto nunca se puede reducir a dinero, de esto recojo apenas de sesenta a cien duros en cada parte. Como V. ve es bien poco, pero me ayudo con ello y creo que vale más que pedir prestado.

No puedo más porque es muy tarde y tengo los ojos malos.

Si ve V. a Vent[ura] Ruiz Aguilera, dígale V. que recibí su carta en Figueras, pero que en estas expediciones no tengo descanso de un minuto y que le enviaré la décima que me pide; pero esto me parece, como todo el centenario, una carajada de la cual vamos a salir con las manos en la cabeza, por parodiar poscentenarios que se han celebrado antes que el nuestro; pero a bien que no somos nosotros los inventores de él.

¿Cómo está la señora? Me alegraré que ya esté fuera de cuidado. Hágale V. presentes mis más afectuosos recuerdos y no olvide a su amigo que le quiere siempre

José Zorrilla.

(No haga V. caso del papel, porque he perdido la llave del pupitre y no he hallado más q[u]e este.)

Boletín de la Real Academia Española Tomo LXXXVIII Cuaderno CCXVIII Julio-Diciembre de 2008

Cartas de José Zorrilla al poeta José Velarde (1881-1891).
Marta Palenque