sábado, 27 de abril de 2013

A Dios

No pretendo comprenderte
Ni llegar a definirte;
Tan sólo aspiro a sentirte,
A admirarte y a quererte:
Quien vaya a Ti de otra suerte
Luchará con la impotencia,
Te busca la inteligencia
De lo infinito en el fondo,
Cuando estás en lo más hondo
Y oculto de la conciencia.

Tú, Dios, formaste, al crear
Del universo el palacio,
Con un suspiro, el espacio,
Con una lágrima, el mar;
Y queriéndonos probar
Que quien te adora te alcanza.
Como señal de bonanza
Has dibujado en el cielo
La aurora, que es el consuelo,
Y el iris, que es la esperanza.

Tu purísimo esplendor
El universo colora,
Como el beso de la aurora
Los pétalos de la flor;
Y si tu soplo creador
En el caos se derrama,
El mismo caos se inflama,
Y entre nubes y arreboles,
Brotan estrellas y soles
Como chispas de la llama.

Así, cuando nada era,
A tu voz, jamás oída,
Tomó movimiento y vida
La naturaleza entera;
Surcó el río la pradera,
Dio la flor fragancia suma,
La luz disipó la bruma,
Y tu aliento soberano
La ola hinchó del Océano
Y la coronó de espuma.

Mas con ser la suma esencia,
Es tu arrogancia, humildad,
Tu riqueza, caridad
Y tu justicia, clemencia;
Pues quiso tu omnipotencia
Las flores por incensario,
El monte por santuario,
Por águilas, golondrinas,
Por toda corona, espinas,
Por todo trono, el Calvario.

José Velarde

"A Dios" es un fragmento del poema  "Ante un crucifijo"

A Carmen desde Paris en el día de su cumpleaños

sábado, 20 de abril de 2013

Fragmento de una carta dirigida a la ilustre cordobesa Excma. Sra. Duquesa de Almodovar del Río

Fragemnto de una carta
Inédito
Duquesa de Almodóvar del Río
Como tú de Andalucía
Nada conoces ni sabes,
Porque en Galicia naciste
Y de Galicia no sales,
De Córdoba la moruna,
Donde me hallo en este instante,
Y de su feria famosa
Pormenores quiero darte.
Ciudad rica, noble, bella
Su orgullo más hondo y grande
No es la sierra, que le envidia
Aroma en alas del aire;
Ni el río que la fecunda,
Culebreando en el valle;
Ni su mezquita, trocada
En catedral admirable;
Ni aquellos que la rodean
Verdiblancos olivares,
Dehesas, cortijos, jardines
Y huertas de naranjales;
Ni tampoco de su historia
Los cien mil gloriosos lances;
Ni sus egregios poetas,
Ni sus bravos capitanes…
Lo que la llena de gloria
Es el tenerse por madre
De la duquesa más bella
Que vieron ojos mortales.
De Almodóvar se titula,
Y es tal, que, al pisar las calles,
Nardos, claveles y rosas
Brotar de la piedra hace.
Como Córdoba en su seno
Hoy la tiene, está radiante,
Y coqueta se reviste
De galas primaverales.
En el cielo ¡qué hermosura!
En el pueblo ¡qué donaire!
En la feria ¡qué bullicio
Y qué alborozo tan grande!
Aquí el titirimundi
El grotesco escaparate,
El Tío Vivo dando vueltas,
El cosmorama admirable,
La mujer gorda y barbuda,
El enano y el bergante
Que se mete la encendida
Estopa por el gaznate.
Allí la negra gitana,
El pañuelo atado al talle,
La sien orlada de nenes
Con bata de faralaes,
Vendiendo el rico buñuelo
Que se esponja en chocolate,
O con la buenaventura
Sonrojando al paseante.
Allá el potro que relincha
Y en braceos se deshace;
El cerdo que, echado gruñe;
El cordero de ojo amante;
La cabra que saltar quiere
La red de cuerdas o alambre
El buey, que mueve rumiando
El hocico babeante;
Y entre todos, dando gritos,
Pastores y mayorales,
Entrometidos, curiosos,
Ganaderos y marchantes.
Del pueblo y del señorío,
Y de sus fiestas y bailes,
Hablara, si en este punto
El papel no se acabase
José Velarde


Esta carta se publicó en La Ilustración Española y Americana el dia 8 de junio de 1896

jueves, 11 de abril de 2013

La ciudad rinde homenaje a su poeta, Jose Velarde

El acto contó con la colaboración del Club de las letras de la Universidad de Cádiz
La Casa de la Cultura de Conil ha acogido un acto de homenaje al poeta local, José Velarde, que fue presidido por el Alcalde, Juan M. Bermúdez, quien en su intervención, destacó la figura del poeta, así como "la importancia de este ilustre conileño, cuya obra descubrió los rincones y paisajes de su pueblo natal al resto del mundo con una exquisitez en las formas y una delicadeza en el fondo, propias de un gran autor coetáneo de Zorrilla y de otros autores de renombre contemporaneos a el"
El regidor municipal también destacó que Velarde se rodeó de famosos escritores de la época y "su figura no ha transcendido tanto o ha sido tan conocida, sin embargo su obra está a la altura de esos autores con los que le unía una gran amistad como se deduce de los intercambios espistolares que con ellos mantenía".
 Para el Concejal de Cultura, Juan Ramón Holguín, el acto que se celebró dentro de la programación de Cultura del mes de Abril dedicada a los libros y llamada Abril libros mil, "cubrió todas las expectativas y se suma a las iniciativas ya realizadas con anterioridad por el consistorio conileño".
Por el Club de las Letras de la Universidad de Cádiz intervino su presidente, Jose Antonio Hernádez quien habló de José Velarde como "insigne gaditano y conileño cuya obra poética fue de impecable factura". también intervino en el acto José Luis Rubio, autor de la revista poética Azahar.
Presentó el acto Pilar Pérez
Este artículo se publicó en Diario de Cádiz y la Voz de Cádiz

El año campestre

Pilas de la Fuente Vieja
AL GRAN POETA ZORRILLA

I

¡Ya en el alto campanario
Vuelve a anidar la cigüeña
Ya florecen los almendros,
Ya viene la primavera!

En vez de anunciar borrasca
En bandadas las cornejas,
O los grajos chilladores
Revolcándose en la arena,

Pinzones y pitirrojos
El soto y el bosque alegran,
Y alondras y cogujadas,
Los surcos y las veredas.