domingo, 23 de octubre de 2011

La desconfianza

Patio c/ Baluarte

A........

¿Conociste a la huérfana Leonora?
Pues era bella como tú, alma mía;
Pues, como tú, tenia
En las mejillas, tintas de la aurora
Algo del cielo en los azules ojos;
Ricas hebras de sol por cabellera,
Preciado almíbar en los labios rojos,
La seducción de la mujer primera
De formas y apostura esculturales
Y el sello de ideal melancolía,
Que guiado por las artes celestiales,
Dio murillo al semblante de María

jueves, 20 de octubre de 2011

13ª Carta de José Velarde a Luis Montoto

Para Luis Montoto
Madrid 8 noviembre [18]80
Queridísimo Luis: V. dirá que soy el mayor de los ingratos; pero no se fíe V. de las apariencias.
El lugar que V. ocupa en mi corazón es insustituible.
Cuando llegue esta a manos de V. habrá leído un nuevo poemilla que sale hoy en el lunes de “El Imparcial y tanbien habrá visto mi poema “La Venganza” en el Almanaque de “La Ilustración”
Espero que los leerá V. detenidamente y que me hará el favor de decirme cuanto antes su opinión sobre ellos a fin de corregirlos cuando los publique en folletos.
Ya sabe V. que para mí son dogmas los consejos de V. Sea V. pues, como siempre franco conmigo y adviértame y amonésteme sin escrúpulos, en la seguridad de que mayor será mi afecto hacia a V. cuanto mas me pegue u al pegarme me enseñe.
Doy a V. media enhorabuena por el triunfo en Barcelona
Estoy completamente seguro de que el premio debió de ser para V.
Si va V. a hacer algo para Madrid mándemelo seguidamente que aquí yo le fío se le hará a V. justicia.
¿Va V. o no a venir este invierno a Madrid?
Aquí tiene V. preparado un cuarto que aunque pobre se le ofrece a V. de todas veras y se halla deseando de erlo a V. entre mis cuatro paredes.
Si viene V. haré por meterme en dirigir las veladas del Ateneo para que V. de una. Yo no quería meterme en ello; pues me fastidia andar haciéndome visible.
Con que a venirse para Enero o febrero.
Póngame V. a los pies de su Sra., bese al montosito y reciba un abrazo apretado de
Pepe
Mis señas: Rubio 7 y 9 pral izqda


Esta carta se conserva en la Bibliotea General de la Universidad de Sevilla

sábado, 15 de octubre de 2011

Meditación ante unas ruinas


La Chanca

AL Sr. D. GASPAR NÚÑEZ DE ARCE

EN TESTIMONIO DE GRATITUD, DE RESPETO Y CARIÑO

I

Saliendo de su lánguido desmayo,
Naturaleza toda resucita
Al fecundo calor del sol de Mayo.
Las entrañas benéficas visita
De la madre común vivido rayo,
Y las semillas que ateridas duermen,
Hinchadas rompen su corteza dura,
Y se hace planta el germen,
Y brota, y crece, y cubre la cañada
De una mullida alfombra de verdura,
De arabescos de flores recamada
Todo obedece al mágico conjuro;

El vendaval se trueca en blanda brisa;
Vestido el cielo de su azul más puro
Se mira absorto en el cristal del río,
Y en el alba a la flor con su sonrisa
Le manda una diadema de rocío;
La yema se hace pámpana frondosa,
Rojo y dorado tul la densa bruma,
La oscura larva blanca mariposa,
La nieve arroyo, el arroyuelo espuma,
El brote tallo y el capullo rosa;
Entona al anidar su cantinela
El avecilla que de amor se abrasa;
El insecto parece flor que vuela
Agitando unos pétalos de gasa;
Naturaleza toda canta en coro,
Y arrastra el aire en sus revueltos giros
Aromas, y suspiros,
Y cascadas de luz en ondas de oro.

miércoles, 12 de octubre de 2011

13 Carta de Lucia Castro viuda de Velarde a Luis Montoto


Madrid – 22 - 11 – 916
madera – 29- gnral
Sor Dn Luis Montoto
Mi distinguido amigo:
Después que tuve el gusto de verle en Sevilla me puse tan mal de salud que tuve que retrasar mi estado en Palma por no estar capaz de hacer el viaje.
Después de llegar aquí y trabajar para hacer la edición del libro en las mejores condiciones esperaba tanto por dar tregua a que su espíritu se serenase de la desgracia ocurrida, cuanto para enviarle las capillas del libro como V. me indicó, pero no hago carrera del ditor que cada dia pone una dificultad para entregarlas y corriéndome ya mucha prisa terminarlo pues quiero aprovechar las promesas de Burell y el dinero fresco y disponible de 1º de año me decido a enviarle por este mismo correo y certificado, los libros que como todo lo demás lo tiene V. ya copiado a maquina por no estar publicado, puede emprender el trabajo prometido y que espero ansiosa, segura de que tanto por el cariño con que ha de hacerlo, cuanto por el conocimiento que del poeta tiene personal y literariamente y muy señaladamente por sus actitudes y talentos que solo V. podría hacer una cosa tal como él la hubiera deseado.
Si no recuerdo mal me dijo, que le bastaba un mes para el trabajo que tenía muy adelantado si asi lo hiciera se lo agradecería de todas veras, no sea que algo inesperado en política me causara prejuicio para el término de la edición.
Anticipándole que quedo muy reconocida bsm
Lucía C. V. de Velarde
Esta carta se conserva en la Bibliotea General de la Universidad de Sevilla

sábado, 1 de octubre de 2011

Fernando de Laredo


Zaguán c/ Cádiz

Al Ateneo Barcelonés
Canto Primero

I

En un valle feraz de Andalucía,
A los pies de granítica montaña
Que en altura a los Alpes desafía,
Hay un pueblo tendido en un ribazo
Que en las ondas clarísimas se baña
De un río que penetra en su regazo.

Ni aun en sueños la mente se figura
Lugar de más grandeza y hermosura.
Mil picachos, perdiéndose en la esfera,
Recortan el espléndido horizonte;
Es invierno en la cúspide del monte,
Y en el fondo del valle primavera;
Amenaza el alud, en la alta cumbre
Por quebradizas rocas sostenido,
Al llano con su inmensa pesadumbre;
Rauda la catarata se despeña,
La luz quebrando y con feroz rugido,
De tajo en rambla y de barranco en breña,
Completando lo bello del paisaje
Los juegos caprichosos del celaje
En múltiples colores encendidos,
Y el pueblo que se oculta como un nido
En la verde espesura del follaje.